Información

¿Que es el Trastorno del Espectro Autista?

ASPECTOS GENERALES

   El término Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) hace referencia a un conjunto amplio de condiciones que afectan al neurodesarrollo y al funcionamiento cerebral, dando lugar a dificultades en la comunicación e interacción social, así como en la flexibilidad del pensamiento y de la conducta.

   Tiene un origen neurobiológico y acompaña a la persona a lo largo de toda su vida, aunque sus manifestaciones y necesidades cambian en función de las distintas etapas del desarrollo, presenta de manera distinta en cada caso. Por eso las necesidades individuales son muy heterogéneas así como los apoyos requeridos.

   Afecta de manera fundamental a la esencia social del individuo y a su capacidad para responder adaptativamente a las exigencias de la vida cotidiana.

   Impacta no sólo en la persona sino también en su familia, y en la calidad de vida de todos sus miembros.

   Requiere un abordaje integral de las necesidades de la persona, orientado a facilitar apoyos individualizados, especializados y basados en la evidencia científica que promuevan su calidad de vida y el ejercicio efectivo de sus derechos.

CARACTERISTICAS COMUNES

  • Interacción social limitada.
  • Problemas con la comunicación verbal y no verbal y con la imaginación.
  • Actividades e intereses limitados o poco habituales.
  • Comportamientos repetitivos, en casos, auto lesivos.
  • Dificultad en la interpretación de las emociones de los démas.
  • Comportamientos repetitivos, en casos, auto lesivos.
  • Dificultad en la relación con su grupo de iguales.

   Actualmente está ampliamente aceptado que los trastornos incluidos dentro del espectro del autismo (según la clasificación internacional vigente: "Trastornos generalizados del desarrollo") son trastornos neuropsiquiátricos, que, presentando una amplia variedad de expresiones clínicas, son el resultado de disfunciones multifactoriales del desarrollo del sistema nervioso central.

Prevalencia

   Los estudios convergen a la hora de establecer que en todo el mundo 1 de cada 100 personas presentan un cuadro de "autismo clásico", y de que si tomamos en consideración todo el espectro del síndrome, es decir el espectro del autismo, éste afecta aproximadamente a 1 de cada 68 personas según los últimos estudios realizados en Estados Unidos.
Afecta a 4 niños por 1 niña y se encuentra la misma proporción de casos de autismo en todas las clases sociales y en las diferentes culturas estudiadas. Algunos estudios recientes establecen que se ha producido un gran incremento de la tasa de casos identificados. No está claro si esto representa un incremento real de la incidencia, o es un efecto de las modificaciones en los criterios diagnósticos, o el que los profesionales tengan una mayor conciencia del autismo, o el que se efectúen diagnósticos poco estrictos.

 

Presentación Clínica

Todos los casos presentan síntomas en las siguientes tres áreas:

1) Alteración del desarrollo de la interacción social recíproca.

            En algunas personas se da un aislamiento social significativo; otras se muestran pasivas en su interacción social, presentando un interés escaso y furtivo hacia los demás. Algunas personas pueden ser muy activas en establecer interacciones sociales, pero haciéndolo de manera extraña, unilateral, e intrusa; sin considerar plenamente las reacciones de los demás. Todas tienen en común una capacidad limitada de empatía, pero son capaces, a su manera, de mostrar sus afectos.


2) Alteración de la comunicación verbal y no-verbal.

            Algunas personas no desarrollan ningún tipo de lenguaje, otras muestran una fluidez engañosa. Todas carecen de la habilidad de llevar a término una "conversación". Tanto la forma como el contenido de sus competencias lingüísticas son peculiares y pueden incluir ecolalia (ej: repetición contínua de palabras y/o frases) inversión pronominal, e invención de palabras.

            Las reacciones emocionales a los requerimientos verbales y no verbales de lo demás son inadecuadas, evitación del contacto visual, incapacidad para entender las expresiones faciales, las posturas corporales o los gestos, en otras palabras todas las conductas implicadas para establecer y regular una interacción social recíproca.

            En algunos casos el desarrollo del lenguaje parece haberse interrumpido o incluso haber retrocedido. En otros casos puede asociarse con trastornos del desarrollo del lenguaje receptivo y expresivo. El repertorio de expresión y regulación de emociones es distinto al habitual; algunas veces aparentemente limitado y otras excesivo. A menudo se detecta graves dificultades para identificar y compartir las emociones de los demás.


3) Repertorio restringido de intereses y comportamientos. La actividad imaginativa resulta afectada.

            La gran mayoría de personas incluidas en el espectro del autismo fallan en el desarrollo del juego normal de simulación "jugamos a que yo soy...(médico, bombero..)"; ficción o fantasía. Esta limitada imaginación obstaculiza y limita su capacidad para entender las emociones y las intenciones de los demás.   En algunos casos la actividad imaginativa es excesiva. En la mayoría de los casos la actividad imaginativa es ineficaz en su función adaptadora. En la medida que carecen de la capacidad de imaginar el pensamiento o la mente de los demás, les resulta muy difícil anticipar lo que puede suceder, y afrontar los acontecimientos pasados. Los patrones de conducta son, a menudo, ritualistas y repetitivos. Pueden apagarse a objetos inusuales o extraños. Los movimientos repetitivos y estereotipados son habituales. A menudo se da una gran resistencia al cambio y una perseverancia en la inmutabilidad. Cambios insignificantes en el entorno pueden provocar un profundo malestar. Muchas niñas y niños afectados de autismo desarrollan intereses específicos o preocupaciones sobre temas peculiares.
            Además, en muchos casos, se da una sensibilidad inusual hacia los estímulos sensoriales (táctiles, auditivos y visuales). Otros rasgos comunes asociados y no específicos incluyen: ansiedad, trastornos del sueño y de la alimentación, trastornos gastrointestinales y las rabietas violentas con, a veces, conductas auto-lesivas.

   La expresión clínica puede variar mucho de una a otra persona, y también en una misma persona en el transcurso de su desarrollo. Algunas características pueden ser muy intensas y dominantes en una edad y pueden fluctuar tanto en naturaleza como en intensidad en otra, y si bien conducen a perfiles clínicos muy diferentes, todos constituyen expresiones del espectro del mismo síndrome.
            Además de las variaciones en la conducta, se da una enorme diversidad respecto al nivel de funcionamiento mental, que va desde una inteligencia normal o incluso superior, hasta una profunda discapacidad intelectual.

 

Otros Trastornos del Espectro Autista

  • Asperger: persona con comportamiento autista pero con destrezas para el lenguaje.
  • Rett: desorden genético ligado al sexo (afecta a mujeres) caracterizado por un desarrollo del cerebro inadecuado, convulsiones y otros problemas neurológicos.
  • Desorden desintegrativo de la niñez: en su primera etapa de vida parecen normales pero van perdiendo destrezas y adquiriendo comportamientos autistas.
  • Desorden extendido del desarrollo (T.G.D.) no especifico: síntomas de autismo pero no lo suficientes para ser diagnosticados como autismo.

Últimos Artículos

Últimos Temas de Foro

  • No hay mensajes a mostrar

Redes Sociales